Baja inversión de regalías en Cesar en proyectos para inclusión social – Otras Ciudades – Colombia



De los 721 proyectos aprobados por el Departamento Nacional de Planeación para el Cesar, con recursos que superan los tres billones de pesos del Sistema General de Regalías, sólo 488 se encuentran terminados, 186 están en ejecución y 47 sin contratar.El 29 por ciento de estos recursos de regalías, están enfocados en los sectores de transporte (representados en vías urbanas y rurales).

En segundo lugar con mayores recursos aprobados en esta vigencia, se encuentran la educación y planeación representados por un 11 por ciento.

En este escalafón de prioridades de inversión le siguen: deporte y recreación con el 9% , ambiente y desarrollo sostenible 6 por ciento , vivienda 5 por ciento , salud y protección social, minas y energía alcanzaron una inversión del 4 por ciento.

El estudio de estas cifras determinó además que se dejaron de lado proyectos encaminados para la agricultura y desarrollo rural, inclusión social y reconciliación ya que sólo alcanzaron un 3 por ciento.

Entre las iniciativas con menor inversión se destacan Comercio, cultura, industria y turismo que alcanzaron solo un 1 por ciento.

Según las directivas del Hospital, en este momento, las secretarias de salud, le adeudan al centro asistencial más de 120.000 millones de pesos por servicios prestados, lo que acrecienta la crisis.

Este análisis se desprende del informe final del Comité de Seguimiento y Evaluación a la Inversión de las Regalías en el Cesar (Csir), durante la vigencia 2016-2019, correspondiente a los diferentes fondos y Ocads, el cual fue presentado recientemente en la Universidad del Área Andina, sede Valledupar.

La radiografía de esta investigación refleja que la inversión en proyectos de carácter social que disminuyen los indicadores de pobreza, no se ven representados en porcentajes de impacto.

“Se observó que hay algunos proyectos que no satisfacen realmente las necesidades básicas insatisfechas, no tienen mucho impacto en cuanto a la inclusión social, ya que la mayoría están dados para proyectos de infraestructura y se denota una inversión baja en iniciativas que propenden para la generación de empleo y en otros sectores como agricultura e industria y turismo, que buscan mejorar la calidad de vida directa de estas poblaciones” aseguró Astrid Navarro, coordinadora de responsabilidad social del Área Andina y secretaria técnica del Csir.

tienen fallas en la planificación por falencia de estudios, diseños y permisos generados, otros por no contar con la legalización de algunos predios…

Destaca el informe, que de acuerdo a las visitas de seguimiento y monitoreo realizadas a 32 proyectos en el tercer trimestre del 2019, se identificaron 15 proyectos críticos por un valor superior a los 184 mil millones de pesos equivalente al 34%, los cuales presentan retrasos significativos e injustificados en algunas de estas iniciativas, como la ampliación, adecuación y remodelación del estadio de fútbol Armando Maestre Pavajeau, fase uno, ubicado en Valledupar, la construcción del coliseo y obras complementarias en el corregimiento de San Roque (Curumaní), la construcción del parque ambiental y sanitario en Becerril, la construcción del centro de salud en el corregimiento de La Loma (El Paso), la construcción del centro de desarrollo infantil (cdi) en Chiriguaná, el mejoramiento de 2 kilómetros de la vía que conduce del casco urbano de Chiriguaná a la vereda los Martínez, la remodelación y adecuación del patinódromo Elías Ochoa Daza en Valledupar.

Actualmente, varios de estos proyectos, se encuentran siendo investigados por la Contraloría General de la Nación, Procuraduría General y la Fiscalía General por ausencia de procedimientos de contratación en la utilización de estos recursos.

“Hasta donde se tiene conocimiento, al parecer, varios de ellos tienen fallas en la planificación por falencia de estudios, diseños y permisos generados, otros por no contar con la legalización de algunos predios requeridos lo que ha generado retrasos importantes en la ejecución de estas obras” precisó Navarro.

En estado de alerta, se encuentran, la adecuación y optimización de la planta de tratamiento de agua potable en La Jagua de Ibirico, por presunta irregularidad al evidenciarse deficiencias en la constitución de la póliza de responsabilidad civil extracontractual.

La recomendación para los nuevos mandatarios es mejorar la capacitación de los funcionarios públicos y asesores de las veedurías ciudadanas, desde la formulación de los proyectos…

A este listado se suman, la construcción de las redes de media y baja tensión para la electrificación rural de veredas de Becerril, con un avance físico del 76% y un avance financiero del 86%.

Según el reporte de Csir, estas obras presentan fallas en la supervisión ya que no se apreciaron los conceptos de revisión de estudios, al parecer hubo incumplimientos de especificaciones técnicas y faltó seguimiento a la inversión de anticipo.

En estado bajo se encuentra la construcción de La Casa En el Aire en Valledupar, cuya inversión superan los 6 mil millones de pesos, presenta un avance del 57%, tiene retrasos en el cronograma de ejecución ya que su finalización estaba prevista para el 31 de diciembre del 2019.

“La recomendación para los nuevos mandatarios es mejorar la capacitación de los funcionarios públicos y asesores de las veedurías ciudadanas, desde la formulación de los proyectos hasta la planeación, estudios y diseños de los mismos para que realicen un trabajo exitoso. Solicitar los permisos y licencias ambientales a tiempo y los ocads, ser más exigentes en los requisitos que solicitan para la aprobación de estas obras” subrayo la funcionaria.

    Ludys OvalleEspecial para EL TIEMPORiohacha