La polémica en Medellín por entrada del Esmad a la Universidad de Antioquia – Medellín – Colombia



La medida no era nueva ni era la primera vez que se autorizaba una intervención de miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de la Policía Nacional dentro del espacio que ocupa la Universidad de Antioquia (U. de A.), pero revivió el viejo debate de la pertinencia o no de que miembros de la Fuerza Pública o militares ingresen a los campus de educación y de la violación de la llamada autonomía universitaria.

Ocurrió el jueves en el principal centro de educación superior de Medellín y del departamento, luego de que varios encapuchados se tomaron un sector de la ciudad universitaria, en el centro-occidente de la ciudad, pintaron grafitis, bloquearon vías y se enfrentaron posteriormente a los miembros del escuadrón antidisturbios de la Policía Nacional. Hacía ocho años que no se autorizaba una medida similar.

Aunque las marchas transcurrieron con normalidad, se procedió a evacuar a los estudiantes de la Universidad de Antioquia, de acuerdo con el protocolo de seguridad diseñado por la administración municipal. pic.twitter.com/GSmMsHpWFT

— EL TIEMPO Colombia (@ColombiaET) February 20, 2020

Los sucesos se dieron en el marco de las jornadas y movilizaciones de protesta programadas para los días 20 y 21 de febrero por profesores, sindicatos, estudiantes y otros sectores sociales para llamar la atención por las muertes de líderes sociales y algunas políticas económicas y sociales del actual Gobierno.

Las marchas, que llegaron hasta el complejo administrativo de La Alpujarra, transcurrieron con normalidad, no así el plantón que se realizó en la U. de A., uno de los cuatro que se hicieron también en las sedes de la Universidad Nacional sede Medellín, el Politécnico y el Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM).

Según informaron las autoridades de Policía y de la Alcaldía de Medellín, luego del ingreso del Esmad, tres personas resultaron heridas: dos policías, uno de ellos un oficial, que fue intervenido quirúrgicamente debido a la gravedad de las heridas que recibió por la explosión de una papa bomba, y un agente que recibió un golpe con en la cabeza con un palo; y un estudiante que, según el informe oficial, se lesionó un pie cuando corría.

“El Esmad ingresó y detrás de ellos policía de vigilancia y cuadrantes cercanos, adicionalmente policía con caninos antiexplosivos”, afirmó en un tuit el secretario de Gobierno de Medellín, Esteban Restrepo. Y agregó: “Con gases se dispersó a los encapuchados, quienes se quitaron las capuchas y se camuflaron entre los estudiantes que quedaron”.

El alcalde de la ciudad, Daniel Quintero, fue enfático en señalar que no permitirá este tipo de hechos violentos en las universidades. “Hay una línea roja que no vamos a dejar cruzar: el uso de explosivos en universidades. Intervendremos todas las veces que sea necesario”, expresó Quintero en una rueda de prensa.

El alcalde aseguró que el protocolo dispuesto por la Alcaldía para este tipo de desórdenes se cumplió, haciendo primero varios llamados a los estudiantes para que evacuaran la ciudad universitaria antes de proceder a darle la orden al Esmad de ingresar al Campus.

Daniel Quintero siguió el jueves el ingreso del Esmad a la universidad de Antioquia por cámaras.

Foto:

Cortesía Alcaldía de Medellín

Tras la intervención policial, la administración municipal, en cabeza del alcalde Quintero, quedó en el ojo del huracán de las críticas de representantes de los estudiantes, de los gremios de profesores y del propio rector de la universidad. Este último, aunque negó que se haya violado la autonomía universitaria, puso en duda la eficacia de la medida de fuerza y aseguró que la Alcaldía nunca les consultó sobre la decisión.

“Aquí no hay una discusión de asuntos de autonomía universitaria, entendemos que la universidad no es un extraterritorio ni es una república independiente. Estamos en un margen legal, constitucional. Peor si quiero dejar claro que en ningún momento se nos consulta, en ningún momento nosotros autorizamos”, dijo John Jairo Arboleda Céspedes, rector de esa alma máter.

Sobre si apoyaba o no la intervención de la fuerza, el rector aseguró: “La respuesta siempre ha sido no, porque no es efectiva, no es eficiente, y además genera este tipo de cosas que ustedes vieron. La presencia del Esmad incluso genera riesgos para los mismos integrantes del Esmad. Nos parece que esas persecuciones en caliente no generan los resultados que se buscan, la medida no evita, no corrige y además no disminuye los efectos de lo que está tratando de combatir”.

Los pronunciamientos de diferentes sectores de la comunidad académica no se hicieron esperar e inundaron los medios de comunicación y las redes sociales.

Miembros de la Asamblea de Estudiantes, celebrada el viernes, aseguraron que los miembros de la Policía ejercieron un uso indiscriminado de la fuerza y que no hubo violencia por parte de los estudiantes.

Al terminar la Asamblea, los estudiantes se pronunciaron contra el protocolo de la Alcaldía para este tipo de eventos, pidieron el desmonte del Esmad y que el Gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, se pronuncie sobre lo ocurrido.

Por su parte, integrantes del Consejo Académico de la U. de A., también reunido el viernes, le pidieron al Alcalde que establezca un diálogo con los sectores involucrados para construir una ruta que permite alejar las diferentes violencias de la ciudad universitaria, garantizar el derecho a la protesta y el trámite constructivo de los conflictos.

“Aunque sabemos de las competencias del Alcalde como autoridad de Policía, consideramos que las decisiones unilaterales que se están tomando sobre el ingreso de la Fuerza Pública, desconocen el necesario diálogo que se debe tener con nuestros estamentos y con las autoridades universitarias”, manifestaron los miembros del Consejo en un comunicado.

También les hicieron un llamado a los violentos: “A quienes todavía prefieren las vías violentas como medio de defensa de la Universidad, les hacemos un llamado para que desistan, porque generan riesgos y vulneran la razón de ser de la Universidad y lo que se espera y reconoce de ella”.

Concejo crea Comisión de seguimiento al caso

La polémica llegó hasta el Concejo de Medellín, donde la mesa directiva, propuso en sesión plenaria la creación de una Comisión Accidental para hacerle seguimiento al protocolo de reacción contra explosivos en universidades.

La Comisión convocará a los diversos actores para que participen en el estudio de la situación de seguridad en las universidades y otros centros de estudios para, según el Concejo, “garantizar los derechos humanos en el marco de la protesta social”.La iniciativa la coordinarán el presidente de la Mesa Directiva del Concejo, Luis Bernardo Vélez, y los vicepresidentes Dora Saldarriaga y Carlos Alberto Zuluaga.

MEDELLÍN



Sé el primero en comentar en «La polémica en Medellín por entrada del Esmad a la Universidad de Antioquia – Medellín – Colombia»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*