La pandemia incrementó el agotamiento en el trabajo | Economía



“La pandemia incrementó la sensación de agotamiento del trabajo”. Esas es una de las conclusiones del Índice de Tendencias Laborales, adelantado por Microsoft y que analizó cómo el coronavirus ha impactado el bienestar laboral a nivel mundial.(Lea: El mundo trata de avanzar en su regulación del teletrabajo)

“Si hay algo que nuestra investigación nos ha mostrado es que todos experimentan este tiempo de manera diferente: todos estamos en la misma tormenta, pero la capeamos en diferentes botes”, indica Microsoft.

(Lea: Los tres nuevos tipos de teletrabajo que hay en el país)

El elemento principal, compartido a nivel mundial, fue la preocupación por contagiarse de COVID-19, seguido por la falta de separación entre la vida y el trabajo, sentirse desconectados de sus colegas, y cargas de trabajo u horas inmanejables. “Nuestros datos muestran que incluso después de seis meses de las primeras instrucciones de mantenerse en casa, las personas están, de manera significativa, en más reuniones, toman más llamadas ad hoc y manejan más chats entrantes de lo que hacían antes de la pandemia”, indica la investigación.

El estudió también mostró que un tercio de los trabajadores remotos dijo que la falta de separación entre el trabajo y la vida impacta de manera negativa su bienestar. “Los traslados brindan bloques de tiempo ininterrumpido para hacer la transición mental de y hacia el trabajo, un aspecto importante del bienestar y la productividad. La gente dirá: ‘Estoy feliz de ya no tener que trasladarme. Ahorro tiempo’. Pero sin una rutina para arrancar el trabajo y luego relajarse, estamos exhaustos a nivel emocional al final del día”, precisa Shamsi Iqbal, investigador principal en Microsoft Research

En 2017, un grupo de investigadores de Microsoft se dispuso a cuantificar los beneficios a la productividad del tiempo de traslado.

En el estudio, un asistente digital utilizaba conversaciones de chat para ayudar a los participantes a prepararse para el trabajo al inicio del día y para relajarse al final del mismo, por medio de algunas preguntas. Algunas de estas estaban basadas en tareas, como: “¿Qué necesitas terminar hoy?” Otras, en emociones, orientadas para ayudar a los participantes a reflexionar, por ejemplo: “¿Cómo te sentiste durante el día?” Los participantes calificaron su productividad cada hora en una escala del 1 al 5, para medir así su productividad durante una semana con el asistente digital, y otra semana sin él.

El estudio encontró que 6 de cada 10 personas (61%) sintió que eran más productivos cuando el asistente digital les ayudaba al arrancar y terminar el trabajo. En promedio, la productividad se incrementó entre 12 y 15%.De otra parte, la investigación mostró que la meditación puede combatir el agotamiento y el estrés durante el día laboral. 7 de cada 10 personas (70%) dijo que la meditación podría ayudar a disminuir el estrés relacionado con el trabajo. Esta cifra se incrementó a 83% para aquellos que también manejan cuidado de niños o educación desde casa.