Alerta por malnutrición de menores en Caldas – Otras Ciudades – Colombia



Hay alerta en los 27 municipios de Caldas por casos de malnutrición. La preocupación de las autoridades se mantiene desde años anteriores, en donde las cifras de retraso en talla y desnutrición aguda aumentan, por lo que se busca que la alimentación complementaria y atención profesional ayuden a mitigar el impacto.

​(Le puede interesar: Novio lloró la muerte de su pareja y luego confesó que él la asesinó)

De acuerdo con las cifras de la Dirección Territorial de Salud de Caldas (Dtsc), para 2019, 6.638 -de los más de 78.000 niños y niñas menores de cinco años que habitaban en el departamento- presentaban desnutrición aguda, global o retraso en talla.

Además, algunos indicadores estaban por encima de la media nacional. El de retraso en talla del país era del 10.8 %, mientras que en Caldas es del 11.86 %. Por otra parte, en desnutrición global Colombia está en un 3,7 % frente al 3,18 % del departamento.

“Hay que tener en cuenta que los datos de Colombia son de 2015, que fue cuando se hizo la última encuesta nacional. Mientras que los datos territoriales son recogidos por un sistema propio que evalúa las cifras cada año”, indicó Olga Chávez, coordinadora de la dimensión de Nutrición de la Dtsc.

(Le recomendamos leer: ‘Influencer’ capturada por tráfico de drogas se defiende en sus redes)

Además de los datos del 2019, en Caldas preocupa el aumento de menores nacidos con bajo peso. Entre enero y agosto de este año se registraron 50 casos más que los presentados en el mismo periodo de 2019.

Además de los datos del 2019, en Caldas preocupa el aumento de menores nacidos con bajo peso. Entre enero y agosto de este año se registraron 50 casos más que los presentados en el mismo periodo de 2019.

(Lea también: El drama de 10 hijos que encontraron a su madre perdida por 37 años)

“Eso muestra que nuestros niños están creciendo en desventaja, porque cuando se nace con bajo peso es difícil lograr un buen desarrollo”, sostuvo Chávez.

Respecto al tema, el secretario de Desarrollo Social del departamento, Jorge Alberto Tovar, sostuvo que implementaron el programa ‘Nutriendo el Futuro’, con el que se espera atacar el problema brindando complementos alimenticios y asesorías de profesionales en los 14 municipios con mayor incidencia.

“Con un equipo de profesionales visitamos las zonas, identificamos y priorizamos los casos. Atenderemos, por lo menos este año, a 420 menores de cinco años y madres gestantes”, precisó Tovar.

(Además: Video: Avión se estrelló contra muelle de desembarque en aeropuerto)

Los casos fueron identificados de la mano de la Dirección Territorial y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, quienes llegan directamente a las localidades.“Cada mes les llegará un kit alimentario rico en proteínas y carbohidratos que complementen sus dietas. Además, con trabajadores sociales buscaremos fortalecer aspectos culturales como la importancia de la lactancia materna”, añadió el funcionario.

Por otra parte, en los menores de comunidades indígenas siguen siendo más marcados los problemas de malnutrición. Según la Territorial de Salud, los tres indicadores evaluados presentan cifras muy superiores a las del departamento.“En su caso tiene que ver mucho con su tipo de dieta, además de los problemas de saneamiento básico, si el agua no es buena, el menor se enferma más”, apuntó la coordinadora de la dimensión de nutrición.

Frente a este caso puntual, el jefe de la cartera de Desarrollo Social, quien lidera temas de niñez y comunidades étnicas, sostuvo que el programa también se extendió a esta población.

“Específicamente llegamos al resguardo San Lorenzo, en donde teníamos ya un compromiso legal previo para la atención. Allá atenderemos a 63 madres gestantes, niños y niñas”, dijo Tovar.

Otros aspectos que influyen

Para la coordinadora de la dimensión de Nutrición de la Territorial de Salud en el departamento, los aspectos económicos negativos que ocasionó la pandemia en algunas familias pudieron tener incidencia en los aumentos de casos de bajo peso, pero también hay factores culturales que han sido un incidente histórico.“Hay un gran trabajo en cambiar pensamientos como que la sopa de pastas alimenta, hay algunas que solo llenan”, dijo.

LAURA USMA PARA EL TIEMPOMANIZALES