Warning: session_start(): open(/tmp/sess_f36ae497d891c34f02625e314b9f4cb2, O_RDWR) failed: No space left on device (28) in /var/www/vhosts/diariodeibague.co/httpdocs/wp-content/plugins/trash-duplicate-and-301-redirect/trash-duplicates.php on line 215

Warning: session_start(): Failed to read session data: files (path: ) in /var/www/vhosts/diariodeibague.co/httpdocs/wp-content/plugins/trash-duplicate-and-301-redirect/trash-duplicates.php on line 215
Rey Juan Carlos I: Izquierda y extrema derecha se unen para defender monarquía en España - Europa - Internacional - diariodeibague

Rey Juan Carlos I: Izquierda y extrema derecha se unen para defender monarquía en España – Europa – Internacional



En un acuerdo sin precedentes, el partido de extrema derecha Vox, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) —de izquierda— y el derechista Partido Popular (PP) actuaron en bloque para impedir que el Parlamento español investigue al rey emérito, Juan Carlos I.

(Le puede interesar: ¿Cuáles son los escándalos que salpican al rey emérito Juan Carlos I?)

La extraña combinación política respondió al intento de varias agrupaciones nacionalistas y de extrema izquierda de crear una comisión en el Congreso de los Diputados para investigar al rey emérito por el uso de tarjetas opacas, pertenecientes a una cuenta del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, amigo suyo.

Esas tarjetas fueron puestas a disposición de la Casa Real con el objeto de sufragar gastos personales, ahora investigados por la justicia a través del Tribunal Supremo.

El procedimiento para llegar a tal petición surtió efecto tras haber sido rechazado en cuatro oportunidades anteriores por los letrados del Congreso, juristas que se encargan de establecer la legitimidad de una propuesta frente al reglamento parlamentario.

En esta quinta ocasión admitieron que se estudiara la posibilidad de crear dicha comisión. Aunque los letrados no motivaron su decisión, lo hicieron al parecer basados en el hecho de que Juan Carlos I usó las tarjetas cuando ya no era rey y, por tanto, no gozaba de la inmunidad que le concedía la Constitución.

(Lea aquí: Un nuevo escándalo salpica al rey emérito español Juan Carlos I)

De alguna manera se puede tratar de estar cuestionando nuestras instituciones

La petición de investigación parlamentaria, de naturaleza política y no jurídica, fue impulsada por Unidas Podemos, partido de extrema izquierda y parte de la coalición del actual gobierno español, que contó con el apoyo de otras agrupaciones.

La iniciativa, sin embargo, se estrelló contra la mesa directiva del Parlamento, que impidió que prosperara.

El partido gobernante —PSOE— aseguró que no tenía sentido porque cuestionaba la monarquía. La ministra de defensa, Margarita Robles, sostuvo que “cuando hay quien pretende investigar al rey Juan Carlos, y es una posición que respeto, creo que de alguna manera se puede tratar de estar cuestionando nuestras instituciones. Y en una democracia sólida y seria no es bueno que las instituciones se cuestionen”.

La respuesta de Unidas Podemos no se hizo esperar. Ione Belarra, cuota de ese partido en el gobierno, criticó la posición del PSOE y manifestó que “el Congreso investigue, como han reconocido sus letrados que puede hacer, las actividades presuntamente ilegales de Juan Carlos, es precisamente defender las instituciones”.

(Lea también: Nuevos hallazgos sobre finanzas del rey emérito español Juan Carlos I)

Misión: defender la Corona

La alianza, más que defender al rey emérito, pretende defender la monarquía como institución histórica. Pedro Sánchez, presidente del gobierno, se encuentra empeñado en buscar fórmulas que aseguren la continuidad del régimen monárquico parlamentario que rige España, mediante instrumentos que aumenten la transparencia presupuestal de la Casa Real y atiendan las inquietudes de los ciudadanos.

El Rey quiere una Monarquía constitucional adaptada a la España del siglo XXI

En ello lo apoya el PP, que hasta ahora se ha dedicado a hacerle una oposición sistemática.

Sánchez busca, a través de una ley, modernizar la monarquía. Aunque no se conocen los detalles de la futura norma legislativa, el presidente español precisó que “el Rey quiere una Monarquía constitucional adaptada a la España del siglo XXI. Renovación, rendición de cuentas; ahí está trabajando Felipe VI. Vamos paso a paso”.

La opinión pública se pregunta, sin embargo, si esa futura ley contemplará la posibilidad de que el rey pierda la inviolabilidad de la que goza actualmente y pueda ser juzgado en cualquier momento por la justicia ordinaria.

Para algunos expertos esto es improbable, pues una ley no puede modificar la Constitución y sería necesaria una reforma de la carta magna, un proceso largo, complejo y polémico.

(Además: El rey Juan Carlos I busca regularizar su situación fiscal)

De cualquier manera, estos debates muestran un cambio social y político en España frente a la figura del rey. Hace pocos años nadie podría imaginar que fuera objeto de cuestionamientos ni que el gobierno se vería obligado a hacer piruetas para fortalecer la monarquía.

JUANITA SAMPER OSPINACORRESPONSAL DE EL TIEMPOMADRID (ESPAÑA)

Le recomendamos leer

– Juan Carlos I actúa para evitar la justicia penal en España

– Rey emérito de España abona una deuda tributaria de casi 680.000 euros

– En discurso de Navidad, Felipe VI deja a un lado el caso de su padre