Warning: session_start(): open(/tmp/sess_3d4c4a764a0b3d435324107bfc8e85d4, O_RDWR) failed: No space left on device (28) in /var/www/vhosts/diariodeibague.co/httpdocs/wp-content/plugins/trash-duplicate-and-301-redirect/trash-duplicates.php on line 215

Warning: session_start(): Failed to read session data: files (path: ) in /var/www/vhosts/diariodeibague.co/httpdocs/wp-content/plugins/trash-duplicate-and-301-redirect/trash-duplicates.php on line 215
Presupuesto General de la Nación: La ejecución presupuestal de 2020 va más lenta que la de 2019 | Economía - diariodeibague

Presupuesto General de la Nación: La ejecución presupuestal de 2020 va más lenta que la de 2019 | Economía



En un momento en el que el gasto público es clave para impulsar la economía, la ejecución del Presupuesto General de la Nación (PGN) a noviembre de 2020 iba más atrasada que lo que se registró en el mismo periodo de 2019.

(Lea: La nación vendería activos de energía para cuadrar cuentas)

Según un reporte del Ministerio de Hacienda, de los $315,9 billones que están definidos para gastarse en la vigencia del 2020, quedan $69,5 billones que todavía no se han asignado. Con eso, el porcentaje de ejecución con respecto a lo disponible y lo comprometido es del 78% a noviembre de ese año.

(Lea: El año del desplome histórico de la economía de Colombia)

Eso sí, falta que el Gobierno publique el reporte a diciembre, para ver cómo se asignó el resto del presupuesto en el año. (Lea: Del presupuesto nacional, el más alto es para la educación)

Cabe apuntar que, como precisa la cartera de Hacienda, para ejecutar los recursos del presupuesto se tienen que tener en cuenta cuatro procesos. El primero es la apropiación de los recursos, que es el monto máximo que tiene disponible el Ejecutivo; el segundo son los compromisos que se adquieren con respecto a su disponibilidad; el tercero son las obligaciones o deudas que contraen sobre esos acuerdos y, el cuarto, es el pago, que es cuando finalmente se desembolsa el dinero contratado.

En ese sentido, el reporte del Ministerio de Hacienda señala que los recursos que ya están comprometidos son $246,4 billones, con obligación $225,1 billones, y los desembolsos que son por $224,4 billones. En ese orden, la ejecución va en 78%, 71,3% y 71%. Si se compara con lo que se registró en 2019, lo comprometido a noviembre eran $219,9 billones de un total de $259,3 billones. En obligaciones iban $201,5 billones y, en pagos, $199,3 billones. Eso significa que hasta esa fecha se tenían contratado el 84,8% del Presupuesto General.

Lo anterior se traduce en que, en contraste, el Gobierno se ha demorado más en ejecutar los recursos en el 2020, un año en el que se ha necesitado una inyección más importante de gasto público para impulsar la economía.

El presupuesto se divide en funcionamiento, servicio de la deuda e inversión, los cuales tienen una ejecución del 77,4%, 79,7% y 78,8% respectivamente, a noviembre de 2020. ​Y si se mira por los distintos sectores, llama la atención que los más rezagados son Hacienda, que tiene comprometido solo el 34,2% de las apropiaciones; Planeación, con el 35,8% de los recursos en esta situación; Empleo público con el 45,5%, y Deporte y recreación, con 50,1%, todos clave para la reactivación del país.

Por otro lado, los que mejor van en la ejecución de los recursos, o que están por encima del promedio total son la Presidencia (95,6%), Educación (94,6%), Inteligencia (89,9%), Inclusión y reconciliación (89,8%), Defensa y policía (88,4%) y Salud y protección social (87,5%).

Una de las explicaciones que hay detrás del rezago de estos sectores, así como de la ejecución del PGN para 2020, es que ha habido adiciones interadministrativas. Según el reporte del Ministerio de Hacienda, a noviembre de 2020 se han incluido nuevas apropiaciones por $305.000 millones, que representan el 0,12% del total del presupuesto sin deuda.

LOS RECURSOS DE LA EMERGECIAAdemás de esos recursos adicionales, también se debe tener en cuenta que hay un presupuesto para la emergencia por covid-19, que se ha gestionado a través del Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome), y en el que también ha habido varias adiciones en el segundo semestre del año pasado. Eso explica la lentitud de la ejecución, según fuentes del Gobierno.

Inicialmente, en marzo se tenían estipulados $29,3 billones, lo que representa el 2,9% del PIB, y el 22 de octubre se añadieron otros $15 billones (1,5% del PIB). “Como resultado, al culminar noviembre el aforo total del presupuesto de emergencia llegó a 4,4% del PIB, monto superior al 2,5% del PIB que en promedio han destinado las economías emergentes para atender la emergencia causada por la pandemia, de acuerdo con un estudio reciente del Fondo Monetario Internacional”, asegura Minhacienda.

De esos, a noviembre apenas se habían comprometido el 40,8% de los recursos, obligado el 34,7% y pagado 34,6% de las asignaciones de funcionamiento.

Asimismo, en el rubro de inversión estaba comprometido el 93%, obligado y pagado el 90,7% del total asignado.

Si se mira en detalle, el Minhacienda reporta que “el Fondo Especial para la Educación evidencia la mayor ejecución, con la totalidad de los recursos asignados comprometidos y pagados, seguido por el Fondo Especial de Fomento del Gas Natural, con transferencias equivalentes a 93,6% del total apropiado. El Fome y el FNG afrontan los mayores retos en materia de ejecución: del total asignado los pagos del primero llegaron a 34,2% y los del segundo a 40%”.

Precisamente, si se revisan las cifras actualizadas del gasto de los recursos de la pandemia, según tiene el Minhacienda en su portal, con corte de 31 de diciembre, el dinero comprometido ascendía a un poco más de la mitad (57,6%), lo que llama la atención, teniendo en cuenta las mayores necesidades de gasto público para atender la emergencia, en pleno pico de contagios.

EL REZAGO DEL 2019

Además de los recursos que todavía quedan pendientes por asignar del Presupuesto General de la Nación (PGN) de 2020, el Ministerio de Hacienda reporta que todavía está comprometiendo recursos del PGN de 2019.

De acuerdo con el reporte de la cartera de Hacienda, el rezago presupuestal de ese año es de $16,9 billones, de los cuales ya $14 billones han sido pagados, lo que representa el 83,1% constituido. Ese retraso está concentrado en un 47,3% en el presupuesto de funcionamiento, 0,3% del servicio de la deuda, y 52,5% de inversión. En cuanto a los pagos, estos están concentrados, sobre todo, en el funcionamiento, con el 54,5% y la inversión, con 45,2%.

María Camila González OlarteTwitter: @CamilaGolarte